23 octubre 2008

El origen de este Blog

Sierra La Cebolla al fondo, en Santiago N. L.
 
Buen día.

La razón de la creación de este Blog es sencilla...Comprende pues, una razón personal y otra práctica, la personal radica en la gran admiración y cariño que tengo hacia las montañas que rodean el lugar dónde nací y crecí. La razón practica, no menos importante, nace a raíz de este amor que tengo por la Sierra Madre Oriental, por lo cual, busco a través de este espacio hablar un poco acerca de ella, pero no solo quiero describir lo especial que resulta pasear entre sus veredas y caminos, no solo quiero invitarles a conocerla y maravillarse con la infinita variedad de paisajes que esconden sus crestas y valles, sus confines agrestes...No, en este espacio también les platicaré acerca de como nació, como se formó, además como ha evolucionado a lo largo del tiempo, les relataré como es que llegaron los primeros pobladores a habitar sus faldas, les platicaré también de su flora, su fauna, su clima, sus cascadas, ríos, cañones y cimas, sin dejar a un lado por su puesto, a su gente, su cultura, sus historias, sus leyendas, sus decires, aquellos de los antiguos, esos tan amenos y sabrosos que se antoja disfrutar a la sombra de un ébano, escuchando cantar al arroyo... Debo también advertir, que parte de este blog hablará de los peligros y amenazas a las que desafortunadamente la sierra se ha enfrentado y seguirá enfrentandose cada día para conservarse íntegra a pesar del desarrollo, la sobrepoblación y especialmente la avaricia de unos pocos y absurdos citadinos adinerados que anhelan poseer su belleza "a su manera", sin darse cuenta que ellos representan el peligro mas grande para nuestra sierra madre oriental, LA SIERRA DE TODOS, la que nos da agua a TODOS, aire fresco y limpio, lluvia, suelo fértil, minerales, recursos forestales y por su puesto cobijo e inspiración para respetarla aun mas, como ella se merece. Por ahora es todo y espero que este sitio pueda servir como un espacio de difusión e intercambio de información, cuyo fin sea meramente el de que conozcamos a nuestra SIERRA MADRE ORIENTAL, que tomemos conciencia y podamos protegerla como ella nos ha protegido a nosotros, y de seguir exisitiendo, que las generaciónes que vienen también se sientan orgullosos de formar parte de esta fascinante cadena de montañas del noreste mexicano.