23 octubre 2010

Bosque Tropical Caducifolio en la Sierra Madre Oriental

Esta imagen fue tomada por ahí de agosto del 2008
en un predio cercano a la localidad de Sabino Grande, al noreste de la Cabecera
Muncicipal del Jalpan de Serra, Querétaro.

Una de las tantas productivas salidas que Juan y yo realizamos en la Reserva de la Biósfera de la Sierra Gorda donde vivimos durante el 2008 y 2009, fue al predio de Don Hilarión, un habitante de la sierra quién amablemente nos condujo a sus predios y hasta me prestó uno de sus caballo,s pues le resultaba un tanto incómodo ver una mujer andando por veredas, entre malezas y pedreríos.

Aquel día nos vimos inmersos en un hermoso Bosque Tropical Caducifolio al noreste de Jalpan de Serra, donde me dispuse como siempre a realizar una pequeña pero significativa exploración botánica en aquellas sierras tan desconocidas para algunos y fascinantes para otros.

La imágen muestra como la singularidad de las candelabriformes enmarca de manera especial el unísono perfecto de los follajes en forma de paraguas que conforman el bosque durante la temporada lluviosa, la época mas productiva del año, pues aqui durante el invierno, más de la mitad de las especies arbóreas pierden sus hojas para asegurar las reservas que los mantendrán con vida hasta que las lluvias regresen despues de casi 8 largos meses de espera, de noviembre a junio.

Los bosques caducifolios mexicanos son sitios espectaculares colmados de endemismos, son el sello que representa a muchas de las sierras del occidente y manchones dispersos de las sierras orientales, son también hogar de miles de especies que dependen del intrincado tejido de sus comunidades para sobrevivir, y como era de esperarse, es un ecosistema amenazado en México debido principalmente al cambio de uso de suelo, debido a que las especies que ahí habitan no son consideradas como buenas especies forestales, por lo que para algunos resulta mas redituable convertir estos bosques o selvas caducifolias a potreros o parcelas, que aprovechar los recursos forestales maderables y no maderables, que podrían contarse en cientos...