09 junio 2011

Bosque escuela de la Facultad de Ciencias Forestales

Buen día. Acá en Linares bastante caluroso.

El miércoles de la semana pasada tuvimos la fortuna de ir a un recorrido al Bosque Escuela de la Facultad de Ciencias Forestales de la UANL, como parte extra de la materia de Etnobotánica impartida por el biólogo el Dr. Eduardo Estrada Castillón, mejor conocido como el Doc. Lalo.

Para llegar al bosque escuela se toma la carretera estatal que va de Linares a San Roberto, pero a la altura de la cabecera municipal del serrano municipio de Iturbide, tomamos el camino recién pavimentado que va para la comunidad de Camarones, y unos cuantos km. adelante, mucho antes de llegar a la comunidad de Camarones se extiende un inmenso valle intermontano que localmente se llama Laguna de Santa Rosa, al costado se enclava la localidad que le da su nombre a este valle y finalmente pasando una pequeña lomita se ubica el bosque escuela, un terreno de 2000 hectáreas de matorral submontano, bosque de encino, bosque de pino y bosques mixtos.

Bueno aquí les dejo unas fotos del recorrido y un listado de las plantas que observamos en un sendero.

Valle intermontano, Santa Rosa, Iturbide, N. L.
Camarones, todavía queda un poco lejos por una brecha que se interna en la sierra.
Casas típicas en la comunidad de Santa Rosa.
Caminos de Santa Rosa.

Mulas y machos deambulando por la comunidad.

Casa de "sillar". Estas si eran casas de verdad.
Gallinas libres y felices.

Entrada al Bosque Escuela.
Cabaña del bosque escuela para los maestros e investigadores.
Ya no es como antes. Ahora los estudiosos de la naturaleza quieren todas las
comodidades en campo. No me incluyo, lo mio es acampar.
Otra cabaña más amplia y lujosa.


Camas vacías en el invernadero.

Al salir del invernadero, las plántulas se ponen en los sombreaderos
que las protegerán de la lluvia y el sol excesivos.
Aquí están los pinitos ya más grandes  (Pinus pseudostrobus) que ya salieron del sombreadero. De esta forma van creciendo y aclimatándose para cuando sean transplantados definitivamente.
Pinitos.

No solo se propagan pinos, también encinos, cedros y magueyes,
éstos últimos sirven para retener el suelo en las laderas erosionadas.

Al fondo se observa el invernadero y los sombreaderos.
Todo bien protegido con cercos vivos de encinos autóctonos.

Los cercos también son de álamos temblones (Populus tremuloides),
álamos de río (Platanus sp.), álamos negros (Populus nigra) y algunos más.

 Antes de empezar el recorrido por el sendero llegamos al mirador, que es el sitio donde los estudiantes se quedan a pernoctar cuando vienen a trabajar o cuando hay reuniones o celebraciones. Es un lugar agradable y con una vista maravillosa. Les dejo las fotos.

 

 


 


 


El mirador. Al fondo se nota un incendio, que afortunadamente ese mismo día
fue controlado con ayuda de un helicóptero.
Este año ha sido de muchos incendios para la sierra, especialmente en Coahuila y Nuevo León.
Si bien los incendios permiten el control de las plagas y renuevan la acumulación de la
biomasa, a menudo también dejan el suelo vulnerable a la erosión hídrica o eólica.
Los incendios son parte de la dinámica natural de los bosques, lo que no se
vale es que sean provocados por nuestra irresponsabilidad o ineptitud humana.
Después nos internamos por un sendero para identificar las principales especies vegetales entre la transición de un matorral submontano a un bosque de encino y cedro.

El sendero.

Un bosque moderadamente denso y cuyo sotobosque rebosa de materia orgánica,
bastante vulnerable a un incendio.
Vamos en caravana conociendo, tomando fotos y anotando los nombres
de las plantas características de estos bosques.
 Ya arriba tuvimos otra perspectiva del incendio, además de que se podía observar la comunidad de Santa Rosa que fue por donde llegamos al bosque escuela.

Casi imposible se abre paso la comunidad de Santa Rosa en medio de las
ondulaciones de Sierra Madre Oriental en el municipio de Iturbide, N. L.
Otra perspectiva del incendio, justo en el cañón de Iturbide
por donde pasa la carretera Linares - San Roberto.
Incendio.
Al terminar el recorrido, nos dispusimos a descansar un poco, comer y regresar a la Facultad.

Así es pasarla bien.
Y así es vivir a gusto con el mundo y con uno mismo.
En la próxima entrada publicaré una lista y las fotografías de las plantas que vimos en el recorrido. Buen inicio de fin de semana a todos.