Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

La vida del biólogo norteño

Imagen
Hace mucho que no escribo. Esto es debido a la gran cantidad de trabajo que he estado armando para la conformación de mi tesis de Maestría con especialidad de Ciencias Forestales, inclinada por su puesto a la flora de la sierra y a la fitogeografía de los elementos que la componen.

Cuando eres estudiante de biología, todo parece como estar en una juguetería, cada laboratorio es un portal a otro mundo, con la maravillosa particularidad que todo tiene una conexión, porque somos estudiosos de la vida, desde las ínfimas bacterias, hasta la más grande y longeva secuoya, entonces bacteriólogos y botánicos compartimos esa pasión inigulable que produce el estar tan enamorado de la vida a tal grado de volverse todo un estilo de vida que muy pocos comprenden.


Yo soy bióloga y me titulé hace poco más de cinco años trabajando con tres especies de aves migratorioas y carismáticas de pastizal en el estado de Chihuahua (el tecolitito llanero Athene cunicularia, el chorlito llanero Charadrius …