16 junio 2012

Asuencias y novedades



Este 2012 he escrito muy poco en el Blog. La verdad que ha estado muy abandonado, pero las horas de trabajo de la tesis de Maestría han valido mucho la pena, y me he abstraído casi por total en ellas, bueno y en informarme acerca de la política, ya saben, con eso de que el 1 de julio se acerca...

Uno de los problemas principales que nos encontramos para proteger la biodiversidad mexicana es sin duda que ni siquiera sabemos lo que tenemos, ¿cómo vamos a proteger lo que ni siquiera sabemos que está ahí?. 

Ya muchos trabajos de investigación se han hecho en México, sobre todo respecto a los grupos más carismáticos de las ciencias naturales, como los grandes mamíferos, las aves, los reptiles, etc.; muchos de los biólogos que conozco son zoólogos, pocos botánicos, y si a eso le sumamos que los pocos botánicos que hay suelen inclinarse por algún grupo de plantas ya sean los zacates, las leguminosas, las plantas útiles, además ni se diga de los botánicos entisiastas de las cactáceas, las orquídeas y los árboles de las selvas tropicales, pues al final quedamos muy pocos los que hemos decidido especializarnos en una biorregión. Y al final, a eso he decidido dedicarme, al estudio y conservación de la flora que hay en la biorregión montañosa de la Sierra Madre Oriental, especialmente la porción de la Gran Sierra Plegada y el Carso Huasteco.

Actualmente me he ido estudiándola por partes, es imposible humana y economicamente halando, estudiarla toda a la vez, estudiar una porción montañosa de más de 800 km en 4 o 5 estados dividida por zonas es la meta que persigo. Obviamente por mi orígen, actualmente estudio porciones de la franja de montañas que cruza el estado de Nuevo León. Hace 3 años estudié la Sierra Gorda en Querétaro, y ahora tengo planes de pasarme a Tamaulipas, San Luis Potosí, y quizá Guanajuato e Hidalgo, todo a su tiempo. 

Además, siempre he creído que las mejores investigaciónes se logran en zonas que han sido poco exploradas, y con la cercanía con la ciudad de México, muchos bosques de Hidalgo, Veracruz y Puebla, ya están más que estudiados, y además tristemente están llenísimos de comunidades rurales que imposibilitan el desarrollo normal de la vida silvestre y se han vuelto ecosistemas muy humanizados. Por ello no me he animado del todo a lanzarme para allá.

Prefiero sin duda, Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí, estados que por mucho, conservan áreas serranas aún prístinas. Actualmente me encuentro en espera de presentar el exámen que me permita seguir llevando a cabo una investigación de Doctorado con acentuación en Ciencias y el Manejo de los Recursos Naturales, y por obvias razones he elegido a la zona culturalmente denominada Huasteca, para continuar con la investigación de la flora de la Sierra Madre Oriental.

Fruto de todo este esfuerzo que comenzó desde el 2008, es la creación de nuestra ONG, que lleva por nombre Rumbo a la Sierra Madre Oriental A. C., y la cual ya está en visperas de ser dada de alta y próximamente abriremos nuevos proyectos no solo de flora, sino también de fauna. Esperemos que la segunda mitad del 2012 traiga consigo muchos proyectos. Si desean conocer más acerca de las actividades que estaremos realizando no duden en darle una leída a la pestaña del menú prinpal del blog: ¿Qué hacemos?

Como sea, todo esto apenas comienza, pero esperamos comenzar con muchas investigaciones, aunque tengamos como siempre, que estirar el presupuesto. Con todas las ganas y eso es lo que cuenta. ¡¡¡Un saludo cordial a todos!!!