20 junio 2012

¿Flojera o estrategia?

Una reflexion para mis adentros y para el mundo entero, en la obertura del verano ¿Será flojera o será estrategia? Desde niña y durante los meses cálidos de primavera y verano, a eso de la una de la tarde, se me quitan las ganas de trabajar y me da por dormir, para volver a reactivarme como a las 4 de la tarde. No me puedo imaginar desgastándome en esas horas tan pesadas con estos soles de la zona intertropical mexicana. 

Ahora bien, en una sociedad en la que todos viven tan a prisa, soy el ejemplo vivo de la ineficacia, la pereza y la improductividad, pero si miro hacia atrás en mis ancestros cazadores-recolectores, no creo que ellos tampoco estuvieran tatemándose la cabeza a las 3 de la tarde en pleno matorral, a esa hora ni las lagartijas, entonces, estratégicamente duermo una o dos horas después de comer para levantarme llena de energía, con ideas creativas y la mente descansada y así seguir investigando el mundo en el que vivo, y hasta ahorita me ha funcionado. 

Esto lo vi en los Pames de San Luis Potosí, en donde sus vecinos mestizos de Querétaro, no hacían más que relegarlos por "perezosos", pero los Pames se levantan a las 5 de la mañana a sembrar, para a las 11 o 12 desayunar y echarse a dormir toda la tarde y comenzar la faena cuando baje el sol. 

Por ello agradezco el tener una vida con un ritmo suave que me permite disfrutar a razon de los ciclos que sigue la naturaleza y no la loca carrera de  las sociedades humanas actuales corren sin parar diecto hacia una muerte prematura de tanto estrés.