03 marzo 2014

Corredor ecológico de la Sierra Madre Oriental CESMO

Hace ya unos años publiqué una entrada, a mi parecer insólita, en donde el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (GIZ), junto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), crearían en conjunto un proyecto denominado: Corredor Ecológico de la Sierra Madre Oriental (CESMO), destinando para ello alrededor de 3 millones de euros en un proyecto de monitoreo científico socio-biológico en el área montañosa de San Luis Potosí, Querétaro, Veracruz, Hidalgo y Puebla, con el objeitvo de detectar aquellas zonas bien conservadas para formar un corredor entre las especies.

Según el documento ejecutivo, el CESMO se define como los diez siguientes preceptos:



1. El corredor ecológico es una estrategia para promover el desarrollo económico y social en un territorio dado, bajo criterios de conservación y sustentabilidad de los recursos naturales.
2. La estrategia busca conectar de manera funcional e integral aspectos físicos, biológicos, socio económicos e institucionales de distintos territorios, para alinear decisiones de política e inversión, tanto de actores públicos como privados, al tiempo que preserva y permite usos sustentables de sus recursos naturales.
3. Un corredor ecológico busca romper el paradigma que la conservación de los recursos naturales es un freno al desarrollo económico y social, y, trata más bien de reforzar las evidencias actuales que sin un adecuado manejo de los recursos naturales no hay desarrollo posible en el de mediano y largo plazo.
4. En esta línea, un corredor ecológico ayuda a considerar un territorio bajo la lógica de sus conectores naturales: los ecosistemas y sus interrelaciones funcionales, más allá de las divisiones político administrativas, al tiempo que aprovecha y potencializa sus usos para fines de desarrollo económico y social.
Se trata así de una estrategia de gestión del territorio que apuesta a la integración funcional del paisaje, entre otros, mediante la articulación de los usos potenciales y actuales del suelo.
5. Para apoyar la definición e implementación de estrategias de conservación de biodiversidad en la región de la Sierra Madre Oriental, a partir de 2012 el Gobierno de México acordó implementar un programa de cooperación técnica que promueve un corredor ecológico en dicha región1, reconociendo la importancia y valor de sus recursos, tales como los bosques (mesófilo de montaña, encino, coníferas); recursos hídricos y diversidad cultural, entre otros.

6. Después de un proceso de diálogo y concertación entre distintos actores públicos de los sectores ambientales, sociales y de desarrollo, tanto del nivel federal como estatal, los territorios de San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Puebla y Veracruz han acordado su integración a la iniciativa del corredor ecológico de la Sierra Madre Oriental, y la implementación de acciones prácticas para su definición y consolidación.

7. Dichas acciones se realizarán en territorios seleccionados, que tendrán carácter demostrativo dentro de cada estado, de forma tal que sus resultados e impactos puedan ser replicadas posteriormente en otros territorios y sobre todo, que puedan ser adaptadas como políticas públicas permanentes para el desarrollo sustentable.

8. Estas acciones serán tanto de carácter político (cooperación e integración); social (participación e inclusión); ambientales (gestión de áreas naturales protegidas, restauración ecológica); económicas, a través de la promoción de sistemas productivos sostenibles; como de planeación, desarrollo de capacidades, comunicación, gestión de conocimiento y educación para el desarrollo sostenible, entre otros y tendrán su reflejo en metas e indicadores específicos de conservación y desarrollo que serán monitoreados conjuntamente con los actores involucrados.

9. Una iniciativa de esta naturaleza requiere sin duda, arreglos de gobernanza flexibles que permitan la participación e integración de un gran número de actores, que desde su marco de atribuciones y capacidades, puedan aportar a su definición e implementación.

10. En ese sentido, cualquier actor clave puede: manifestar su interés y compromiso para apoyar el Corredor Ecológico de la Sierra Madre Oriental, integrándose a las estructuras y mecanismos previstos para su conducción y operativización; implementar medidas específicas de su competencia; comunicar y promover sus prioridades en distintos foros, a fin que estén incluidas dentro de la consolidación del corredor y contribuyendo a que éstas puedan llevarse a instrumentos de política e inversión específicos.

El primer acercamiento duró 3 años y está a punto de concretarse. He aquí el primer logro en donde ya se ha firmado en común acuerdo la conservación de la mesa de Huazalingo en la huasteca de Hidalgo, su importancia radica que en ella aún quedan algunos de los últimos de los relictos más norteños de selva alta perennifolia DEL CONTINENTE AMERICANO, aunque los más norteños están en Xilitla.

Para una primera etapa me parece un buen logro, además ya tienen detectados aquellos sitios que merecen conservarse y sobre todo conectarse. Tiene ádemas una página (en donde por cierto el banner es con fotografías mías) con muchísima información y mapas, todo gratuito, que permiten comprender de manera clara y esquematizada los objetivos que pretende lograr esta estrategia binacional.
Sin embargo, algo que me resulta impreciso más no ocioso es el hecho de incluír parte de la faja volcánica transmexicana y una serranía aislada en el corredor y llamarlo a todo sierra madre oriental, pues desde el punto de vista geológico, la zona veracruzana que se ubica más allá de la enigmática sierra de Chiconquiaco es decir: Perote, Naolinco, Xalapa, Coatepec, Xico, Huatusco, Orizaba, Córdoba, Zongolica, la sierra negra de Puebla etc., son de orígen volcánico y geomorfológicamente ya no pertenecen a la smor, así mismo la sierra aislada de Otontepec en la Huasteca Veracruzana.

Para concluír creo que la estrategia del CESMO va más alla de la imposición de una ANP en la zona, pues ello no es una estrategia posible en un área de la sierra madre oriental tan densamente poblada y multicultural, en donde la historia de uso de los recursos naturales data desde antes de la colonización española, lo cual le ha conferido una gama amplia de paisajes biológicos y humanos, como los paisajes agroforestales en donde confluye la naturaleza y la cultura. 



Sin embargo es sorprendente que aún queden relictos muy bien conservados, sobre todo de bosques mesófilos de montaña en Veracruz e Hidalgo, justo en la sierra Nahua-Otomí-Tepehua y ya un primer acercamiento es algo notable, guardando la debidas proporciones, pues sabemos que la ayuda de los países desarrollados a los países subdesarrollados siempre trae detrás algún interés implícito. Por el bien de la sierra esperemos no sea este el caso y ojalá incluyan también a Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Guanajuato...

Y por si algo no ha quedado claro, les dejo este video en donde explican muy bien el CESMO.