14 abril 2014

Proyecto Turístico Cañones de la Sierra Madre, Nuevo León, México

México es un papel arrugado, arrugadísimo desde mi perspectiva, salvo la península de Yucatán, toda su extensión se ve surcada por lomas, cerros, cerritos y sierras largas que parecen interminables.

El noreste de México emergió del mar y fue coronado con montañas abruptas de geografía accidentada, las orogenias favorecieron la formación de la sierra madre oriental y políticamente el estado de Nuevo León quedó dividido a la mitad por dichas montañas.

En la sierra madre oriental del estado hay múltiples parajes serranos, todos ellos de inigualable belleza debido a las caprichosas formaciones rocosas que ora parecen paredes infinitas al cielo, ora son relices puntiagudos en donde se posan las aguilillas, ora son cañones profundos bañados por ríos turquesa, así son las sierras de Nuevo León.

Tales paisajes no han pasado desapercibidos a los ávidos ojos de la economía y el modelo capitalista en donde hasta lo inimaginable tiene costo y se puede comercializar con ello. Prueba del hecho es que hace algunos años los empresarios regios comenzaron a ver el potencial ecoturístico de los cañones de la sierra, año con año la temporada de "cañonismo" se abre en la sierra y miles de personas llegan al sitio a realizar actividades ecoturísticas. Además ha surgido el nuevo proyecto económico por parte de Turismo de Nuevo León llamado "Cañones de la Sierra Madre", el cual perfila para ser todo un dolor de cabeza para la conservación de los recursos naturales, especialmente en el Área Natural Protegida Parque Nacional Cumbres de Monterrey. A continuación más detalles sobre el proyecto:



























Desde su lanzamiento aproximadamente en el año 2012, las críticas no se han hecho esperar, ello debido a la impaciencia de los operadores turísticos por "detonar", aunque dicho elegantemente "explotar" las actividades en la sierra obviamente en espera de la jugosa derrama económica, sin embargo la principal zona de afectación es el Parque Nacional Cumbres de Monterrey, el cual está bajo mucha presión y amenazas no solo turísticas, sino de plagas, especies exóticas, inseguridad social, incendios, pérdida del suelo etc., y que hasta la fecha no cuenta con su plan de manejo oficial, sin mencionar que se encuentra prácticamente acéfalo debido a la incapacidad de su actual director para desarrollar estrategias contundentes que promuevan la conservación a largo plazo. 

Reporte Indigo es quien hace un interesante reporte que pone sobre la mesa la problemática que dicho proyecto acarrearía en el parque. 

¿Pero porqué la alarma? ¿Es realmente devastador un proyecto así? En muchos países se ha mostrado la efectividad que el turismo de manera ordenada y regulada ha tenido en beneficio de decrecer los niveles de pobreza, marginación y tasas de cambio de uso de suelo; destinos ecoturísticos organizados están en Alaska, Costa Rica, Tanzania, Australia e India...entre muchos otros países, entonces ¿porqué aquí en México es tan difícil hacer un buen proyecto ecoturístico?. Es por las siguientes razones que el proyecto "Cañones de la sierra madre", no ha cumplido con su cometido de ser sostenible, preservar los ecosistemas y ayudar en la derrama económica de las comunidades:

1.- Impacto directo que tiene sobre los ecosistemas, especialmente riparios (ríos y arroyos). Casi es seguro que el proyecto no se haya planteado aún las más básicas de las preguntas para volverlo "sostenible" como asegura:
  • ¿cuál es la capacidad de carga de los ecosistemas, es decir, la presión de cuántas personas es capáz de soportar el ecosistema antes poder recuperarse? 
  • de hacerse un estudio que indique la capacidad de carga del ecosistema, ¿se respetará aunque ello signifique menos anuencia y menos derrama?
  • ¿qué zonas son las más frágiles que deberán respetarse (ríos, cañadas, paredes, cerros etc. que tengan especies raras, sean foco de incendios, tengan erosión etc.)?, ¿hay un mapa que lo indique?
  • ¿si hay sequía se cerrarán los accesos a ríos debido a su importancia para los seres vivos en esa época?





2.-Impacto que tiene sobre las especies, especialmente acuáticas y rupícolas: Cualquer cambio en el flujo y la química del agua puede ser factor de presión sobre las especies, peos si se hace en masa, como cada semana santa se abarrotan los ríos de la sierra, por otro lado existen especies rupícolas, es decir que viven sobre rocas, cuyo hábitat es precario y al borde del vacío como por ejemplo especies endémicas de agave como Agave victoriae-reginae, Agave albopilosa y Agave bracteosa, cactáceas como Mammillarias, Ferocactus, Echinocactus y Echinocereus, guapillas Hechtia glomerata, así como siemprevivas como Selaginella lepidophylla, S. pilifera, Sedum sp. y Echeveria sp., por ende, ¿las rutas de escalada están considerando la exclusión de las poblaciones que hay en el parque La Huasteca?, muchas veces las rutas de rappel y escalada invaden resquicios rocosos en donde éstas especies se desarrollan, por lo tanto resulta imperativo tratar de que dichas rutas no interfieran en la conservación de las poblaciones de éstas plantas, algunas muy raras como los agaves mencionados. Aquí surgen las siguientes preguntas:
  • ¿cuáles son las especies de seres vivos que habitan en los ecosistemas comprometidos (especialmente ríos y paredes rocosas)?
  •  ¿hay especies endémicas o en la norma 059?
  • ¿cómo se verán afectadas dichas especies con las actividades turísticas?
  • ¿existe un plan para no afectar las poblaciones de flora y fauna por actividades turísticas?








3.- Cambio en la microgeografía de cañones y arroyos: Actividades intensivas como el jeepeo y el motociclismo llevados de manera desordenada cambian la microgeografía del área, especialmente al entrar a ríos y arroyos. Pueden existir refugios acuáticos que al paso de los vehículos podrían derrumbarse, además el acarreo de piedras a su paso cambia el flujo del agua, crea o destruye represas, abre caminos, aplasta la vegetación y por su puesto deja sustancias como gasolina, grasa y aceite en el flujo de agua, lo cual es letal para los seres vivos.




4.-Problemas de erosión: Un flujo constante de vehículos y paseantes va degradando poco a poco el escaso suelo de los caminos y los cañones secos. Un plan de capacidad de carga deberá ser necesario para regular la cantidad de personas que deberán ingresar para no rebasar el límite del ecosistema para recuperarse, o en dado caso crear puentes elevados por sobre veredas y senderos.


5.-Conflictos que genera entre humanos y fauna: Las interacciones entre humanos y fauna pueden ser de tres tipos: mutualistas, las más provechosas en donde ambos nos beneficiamos, como el caso de la observación de aves, mariposas, insectos y hasta reptiles, debido a que nosotros la admiramos y  se promueve su conservación, otro tipo de interacciones pueden ser muy destructivas, como la depredadora cuando la fauna es molestada, la fauna es extraída del ecosistema o es cazada en áreas no permitidas, pero un tipo de interacción más es la que nosotros somos depredados, en donde un encuentro con una víbora de cascabel, una añara viuda negra, un vendo cola blanca, una osa con sus oseznos o hasta una garrapata infectada con la enfermedad de lyme puede resultar para nosotros fatal. Las actividades de cañonismo no están excentas a estas interacciones y debe haber un plan que advierta y enseñe a comportarnos de acuerdo a la situación que se presente.




4.-Ruido excesivo que ahuyenta a la fauna: El campo es un lugar callado, solo se oyen los ruidos inherentes como el agua, el aire, la fauna y la caída de las hojas, árboles, rocas, lluvia...sin embargo muchas personas gustan de ir a la naturaleza a escuchar su música a altos decibeles, estos ruidos son totalmente ajenos a los sonidos de los ecosistemas y suelen ahuyentar a la fauna, incluso las aves pueden sentirse amenazadas y se ven obligadas a abandonar sus nidos, lo cual es una pérdida irremediable. Debe existir un plan que regule los decibeles a los que los paseantes escuchan su música, no es prohibirla, pero si regularla. 



5.- Contaminación del agua y de la parte alta de la cuenca: El uso de cremas, desodorantes, perfumes, bloqueadores solares etc. e inlcluso hormonas y medicamentos que son desechados en la orina, contienen sustancias que contaminan la química de los ríos que bajan de la parte alta de la cuenca a contaminar el agua de las presas.



6.- Generador de grandes cantidades de residuos sólidos: Toda presencia humana genera residuos sólidos, entiéndase basura y con ello existen diferentes consecuencias:
  • le restan valor al paisaje
  • pueden asfixiar o intoxicar a la fauna que los ingiera
  • son foco de atracción para osos, jabalíes, zopilotes, ardillas, coyotes y demás fauna oportunista, lo cual les crea dependencia y puede hacer que pierdan el temor a los humanos
  • contaminan el agua, especialmente cuando se aumulan en la corriente como pañales y botellas de pet
  • si se abandonan en los parajes alejados pierden posibilidad de ser llevados a un contenedor final y pierden posibilidad de ser reciclados
  • si son de vidrio pueden provocar incendios
  • al degradarse contaminan los mantos freáticos



7.- Generador de incendios: la aunuencia de personas incrementa los residuos de vidrio que pueden desencadenar incendios, además un mal control de las actividades de campismo que involucran la creación de fogatas provoca focos rojos que igualmente pueden desencadenar incendios antropogénicos, de los cuales el ecosistema a menudo es incapaz de recuperarse.



8.-Infraestructura no especializada: Cualquier tipo de infraesctructura que no sea "biocontrucción" o arquitectura bioclimática con ecotecnias, es agresiva para el ecosistema, pues implica cambio de uso de suelo, apertura de caminos, generación de basura, drenaje, ruido, conflicos con la fauna que a menudo busca refugio dentro etc. Sabiéndose realizar y haciéndolas con mesura, es decir, no llenando la sierra de hoteles 5 estrellas, la infraestructura puede estar equilibrada con el ecosistema, recordemos que aquí la dosis es la que hace al veneno, pues en la sierra hay casas muy austeras, rústicas y antiguas que no generaron mayores problemas al ecosistema, el problema fue cuando dejaron de ser pocas las edificaciónes y obras como carreteras, antenas, clubes de golf, balnearios etc., es decir, cuando aumentó la densidad del concreto y se fue fragmentando el hábitat, mucha infraestructura es totalmente incompatible. 




9.- Inequidad con las comunidades rurales: la zona donde se ubican los parajes suelen pertenecer a los ejidos, quienes hasta la fecha no ven claro el beneficio de dejar que los prestadores de servicios ecoturísticos usen sus terrenos con fines lucrativos. A decir verdad, desconozco cómo es que se les retribuye el préstamo de sus tierras a as comunidades, pues los prestadores en un fin de semana ganan unos cuantos miles de pesos por llevar a un contingente de aproximadamente 5 o más personas a hacer un recorrido en los cañones como Matacanes e Hidrofobia, lo cual incluye la transportación, comida, equipo para nadar, equipo para rappel y seguro de gastos médicos; pero en lo personal, he escuchado de boca de las comunidades muy malas referencias acerca de lo desleales que son en la repartición de las ganancias, tanto que desde el 2003, las comunidades han querido prohibir la entrada a sus terrenos a través de una cadena que les impida el paso. Si es que el proyecto busca ayudar a las comunidades, aparentemente esto es una falacia más, o lo será hasta que no se aclaren las cosas y las comunidades vean un beneficio tangible de la renta de sus parajes.







10.- Falta de educación ambiental: Ante todo, el detonante principal de todos los anteriores problemas es la falta de información, la falta de una educación ambiental sólida. La gente no conoce la diversidad de la sierra, por consecuencia no le tiene aprecio, desconoce muchas veces el agravante que sus acciones tienen sobre el ecosistema, hay un ecotursimo sostenible, claro que lo hay, pero falta educar primero a la población, falta educación ambiental de calidad en Monterrey y su área metropolitana para lograr el cometido antes que la sierra sea montón de piedras y troncos secos, el agua se acaba, los incendios devastan, la basura lo toca todo, eso no es progreso, es ir en retroceso, como la ciudad más importante de México y de las mas alfabetizadas, debemos exigir educación ambiental en todos los niveles, empezando por los ávidos empresarios que hacen estas propuestas sin saber los errores tremendos que cometen.

El neolonés y especialmente el regio se enorgullece de sus montañas, pero sin duda, lo hace al tanteo, sin saber su verdadera riqueza, solo porque su silueta y paisaje se ven agradables y son icónicos en su vida diaria, pero si supiera el verdadero valor atrás del paisaje de sus montañas: la biodiversidad y el agua que resguardan, no solo se enorgullecería, las protegería y heredaría ese orgullo y conocimiento para que las montañas siempre fueran eso: montañas, no fraccionamientos, no campos de golf, no pedreras, no hoteles de 5 estrellas.