22 junio 2015

El Sótano del Barro, la segunda sima más grande del mundo

¿Has escuchado alguna vez la palabra cima? Seguramente, es una palabra común que hace referencia al punto más alto de determinado lugar, como por ejemplo una montaña. Sin embargo, existe también la palabra sima, que hace alusión a algo totalmente inverso.

Una sima, es una cavidad en forma de pozo cuyo techo ha colapsado por la disolución del carbonato de calcio de las rocas calcáreas que la forman. En pocas palabras es un pozo que se ha formado de manera natural en el terreno y como la sierra madre oriental está formada de rocas calcáreas, en ella ocurren procesos cártsticos todo el tiempo y por eso abundan las simas.

En la sierra, las simas son llamadas sótanos y son famosos por toda la región huasteca de la sierra madre oriental, debido a que en ésta subprovincia fisiográfica se concentran muchos procesos cársticos de la mano con las abundantes pecipitaciones, las cuales llevan componentes ácidos que van erosionando y/o labrando incesantemente la roca en laberintos de grutas, cavernas, simas, resurgencias y ríos subterráneos. Un paraíso para los espeleólogos.

Las simas o sótanos, tienen especial folclore debido a lo inquietante de su geografía, algunos son pequeños y no pasan más allá de un par de metros y algunos son gargantas profundas de cientos de metros, que debido a su misterio son fuente de inspiración de raudales de leyendas e historias acerca de su procedencia, de lo que habita más allá, de si tendrán fondo, de las conexiones que hay entre las galerías subterráneas, de sus moradores y en general de la fascinación ancestral que nos provoca lo desconocido.

Uno de estos maravillosos lugares es el llamado Sótano del Barro. El sótano del Barro está enclavado en un cerro frente a la localidad de Santa María de Cocos, municipio de Arroyo Seco, en la Sierra Gorda Queretana, casi colindando con el municipio de Atarjea en la Sierra Gorda Guanajuatense.

Santa María de Cocos, Arroyo Seco, Querétaro.
Sótano del Barro visto desde el camino a Puerto Ayutla.

El Sótano del Barro es la segunda sima más grande del mundo con aproximadamente 15 millones de metros cúbicos de cavidad, y solamente se ve superada por la sima de Sarisariñama en Venezuela con 18 millones de metros cúbicos. Posee 455 m de profundidad y de 200m de ancho en su parte más amplia. Su formación se debe a una enorme fractura vertical de las formaciones de El Abra pertenecuentes a las rocas sedimentarias del macizo conocido como la Sierra del Doctor de la era Cenozóica coon alrededor de un millón y medio de años de edad aproximada, no suele haber derrumbes importantes, pero si existe acumulación de rocas en el fondo debido a que se desprenden de las paredes.

Sótano del Barro, con 455 m de profundidad.

En su interior anida una población e Guacamayas verdes (Ara militaris).

Ésta maravillosa cavidad, es además hogar para una población de guacamayas verdes (Ara militaris) sumamente escasas en la Sierra Madre Oriental. Las paredes verticales del sótano le sirven de sitio de anidación debido a que difícilmente algún depredador puede acercarse, a menos que sean otras aves o buenos reptiles y mamíferos trepadores en éstas paredes de ángulos rectos. 

En las paredes del sótano podemos ver las poblaciones de guacamayas verdes (Ara militaris).

Las paredes verticales son el resguardo de las guacamayas verdes.

Para llegar al Sótano del Barro hay que tomar la carretera Federal 69 Río Verde San Luis Potosí-Jalpan, Querétaro, y dar vuelta a la altura del km 24 hacia el poniente en la localidad de, se continua por ese camino de terracería aproximadamente 28 km, la carretera está en buen estado, por ahí se llega a Santa María de Cocos, en el sitio hay que localizar algún guía para subir caminando 7 km cuesta arriba del cerro en una caminata de unas 3 horas, aunque también pueden subir en mula hasta el sótano. La vegetación circundante es de bosque tropical caducifolio o selva baja, bastante cambiante dependiendo de la época del año, se recomienda ir en época seca o a finales de lluvias porque hay que atravsar un vado.

Vegetación de selva baja caducifolia.

Mocoque (Pseudobombax ellipticum) en el camino.
En la Sierra Gorda de Querétaro hay además una red de eco-albergues donde puedes alojarte si deseas recorrer con tranquilidad el sótano y Santa María de Cocos, pues justo en el pueblo se ubica uno de éstos eco-albergues que son manejados por la comunidad.

Además, desde hace algun tiempo, la ONG United Corridors ha organizado el monitoreo comunitario de las poblaciones de guacamaya donde se hace partícipe a los pobladores para que se involucren en el conocimiento y la conservación de los ecosistemas de éstas aves emblemáticas de segundo sótano más profundo de México. Para más información y fotos pueden visitar su página de Facebook.