25 julio 2015

La Sierra de Otontepec, Huasteca Veracruzana


La Sierra de Otontepec es una discontinuidad fisiográcifa de la Sierra Madre Oriental, compuesta por un conjunto de pequeñas sierras aisladas en medio de la Llanura Costera del Golfo al norte del estado de Veracruz, en las coordenadas 20° 10' y 20° 20' de latitud norte, y 97° 45'y 98°00' de longitud oeste, en la región cultural conocida como Huasteca Veracruzana entre la Ciudad de Tampico en Tamaulipas y la Ciudad de Túxpan en Veracruz, ha sido también llamada la Sierra de Tantima, en referencia a la localidad que se ubica en sus faldas, y el nombre de orígen Teenek, hace referencia al Tam "lugar" y tima "timas", que son los frutos del árbol de las jícaras o sacuates (Crescentia cujete) muy común en la selva baja y mediana subcaducifolia de la sierra. 

Mapa de la Sierra de Otontepec.

Mapa del SINACVER.

Se distribuye en los siguientes municipios: Ixcatepec, Tepetzintla, Cerro Azul, Tancoco, Tantima, Citlaltépetl, Chontla y Chicontepec de Tejeda, su extensión abarca aproximadamente 14,428 mil hectáreas según la CONANP (2010) y con un gradiente altitudinal que va de los 250 metros a su máxima altura que la representa el Cerro de Crustepec con alrededor de 1,320 msnm. Sus faldeos sirven de zonas de captación de agua que abastecen al Río Túxpan, por ende a la Laguna de Tamiahua y al Río Pánuco al norte a través del afluente del Chicayán. 

Es un faro montañoso de vegetación relictual en medio de la llanura que siempre ha sido atractivo no solo para las comunidades humanas, sino para la biodiversidad que da como resultado una gran cantidad de endemosmos. En un ambiente plano el flujo energético suele ser muy parecido de un punto a otro como el caso de la llanura costera, pero en cuanto la topografía cambia y se vuelve más compleja como es el caso de la Sierra de Otontepec, el flujo de energía se vuelve dinámico y provee muchos más nichos ecológicos y por ende la colonización de muchas más especies que restringen su distribución y resultan en endemismos que están austentes de las zonas planas, por eso la Sierra de Otontepec es un faro deespecies endémicas y biodiversidad en general en medio de la llanura. 

Debido a lo anterior, éste sistema montañoso fue declarado como Reserva Ecológica en el año 2005, ya que en sus partes mésicas se desarrollan bosques mesófilos de montaña, bosques de encinares tropicales de Quercus oleoides y selvas altas y medianas perennifolias, así como palmares en su parte baja. Sin embargo, debido a la intensa transformación del uso del suelo que ha sufrido el estado de Veracruz y principalmente la llanura de estado, la sierra está rodeada de vegetación secundaria compuesta así como potreros y acahuales, que es la vegetación que sale después de que se ha desmontado un área de vegetación nativa.

Su ubicación es estratégica en la llanura para proveer servicios ambientales, pues las nubes provenientes del Golfo de México llegan primero a ella que a la Sierra Madre Oriental, dejando una gran cantidad de lluvia que resurge en veneros, manantiales y arroyos que eventualmente se unen a los ríos, dejando también sustento hídrico a los ganaderos, agricultores y ciudades de la región

Para acceder a la Sierra de Otontepec se debe llegar a la comunida de Naranjos-Amatlan, que también es conocida como  “La puerta de entrada a la Sierra de Otontepec" y de ahí subir por las brechas que llegan a sus faldas y a la Estación de Campo Sierra de Otontepec.






Si deseas conocer más acerca de ésta Discontinuidad Fisiográfica de la Sierra Madre Oriental puedes acceder a su Plan de Manejo, así como en la página de Sitios de Patrimonio Natural y Cultural de Veracruz.