14 noviembre 2015

Día de Muertos en la Huasteca

 
 
 
En días pasados tuve la oportunidad de ir a pasar las Festividades de Xantolo a la Huasteca Potosina, toda la región se encuentra de fiesta y ves por donde quiera, caminos de flores, velas encendidas, dulces y personas que se disfrazan en señal de que las ánimas de sus muertos bajan a ver la algarabía y recuerdan días pasados entre sus vivos.



El Xantolo es una festividad cristiano-pagana, palabra cuya raíz etimológica hace referencia en latín a Festum Onimium Sanctorum, que quiere decir: Fiesta de Todos los Santos, que más tarde terminó siento solo Xantolo bajo tintes náhuatl. Se celebra de manera similar en las comunidades Náhuatl y Teenek, así como en los municipios Huastecos de Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Veracruz y algunas pequeñas partes de Puebla y Guanajuato.
 
 
 
El Xantolo se considera la festividad más importante de toda la región Huasteca, es sin duda la de mayor arraigo indígenas y mestizos y se vive año con año durante los días 29, 30 y 31 de octubre, y 1 y 2 de noviembre, ha sido catalogada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 



La raíz más profunda de la celebración, comienza con la cosecha de la milpa y la preparación de altares en las casas de las comunidades de los difuntos. Cada altar se acompaña con un camino de flores de cempasúchitl que comienza en los patios de las casas para guiarlos hacia el altar entre arcos llenos de hojas de palma y flores, papel picado, veladoras e inciensos, hacia la penumbra de cada hogar,  y una caña trozada de una platanera es la base de pequeñas veladoras de cera amarilla que le dan un aire sereno al ambiente que rodea al altar, en el cual se le da como ofrenda sus platillos prefeidos en vida al difunto, se le ponen bebidas, dulces, frutas e incluso se le trae música y se le reza con devoción para el agrado y descanso de su alma. Lo mismo se hace en los panteones, se adornan sus tumbas, se les pone flores y se prenden velas, entre música y algarabía.
 
 
Se cree que el día 28 de octubre llegan las almas de las personas que murieron trágicamente como por ejemplo en accidentes, el día 30 de octubre llegan las almas del limbo que no recibieron el sacramento de bautismo, el día 31 de octubre llegan las almas de los niños, el día 1 de noviembre llegan las almas de los adultos y el día 2 se van las almas a las 4 de la tarde que es cuando se levanta la ofrenda y se reparte entre los presentes, pues los difuntos ya las han probado y han quedado satisfechos.
 

Además de lo anterior, en las calles se realizan las llamadas comparsas o danzas de los huehues, personajes teenek enmascarados que bailan alegres por las calles para romper la tristeza de las fechas en alegría, tal como a los difuntos les hubieste gustado celebrar en vida. Al final les dejo la leyenda de los Huehues de San Vicente Tancuayalab, San Luis Potosí.


Auque la raíz de la festividad es más bien de tiempos de guardar en memoria de nuestros muertos, muchos elementos nuevos se han adherido a la celebración, como lo son la elaboración de catrinas, muestras gastronómicas y artesanales, desfiles nocturnos y velaciones en los panteones.

Fotografía tomada de Puki el Pagano.
LEYENDA LOS HUEHUES, UN REGALO DE XANTOLO

Leyenda escuchada en San Vicente Tancuayalab, S.L.P.

Existen muchas versiones sobre el origen de las danzas de los huehues. Por un lado, algunas apuntan que surgieron gracias a las tradiciones tének, pero otras afirman que es legado azteca cuando éstos conquistaron y subyugaron a la Huasteca. Sin importar cuál historia sea la correcta, lo cierto es que quienes las ejecutan están seguros de que sus danzas son anteriores a la llegada de los aztecas y, por lo tanto, son parte de su cultura ancestral, aunque ésta haya sufrido sincretismos.

Cuentan en San Vicente Tancuayalab que la tradición comenzó hace muchísimos años, un día en que se celebraban las fiestas de Xantolo y todo mundo andaba triste en el cementerio dejándoles ofrendas a sus difuntos -el aspecto de los panteones de aquellos tiempos era diferente al de ahora, pues no había cruces ni imágenes cristianas. La costumbre era sentir tristeza y llorar a los difuntos en su día; todos la seguían cabalmente.

Se dice que en esa ocasión, de la nada apareció un espíritu enmascarado que se puso a bailar entre las tumbas. Como la gente era muy supersticiosa y tenía muchos miedos, todos corrieron a sus casas y fueron a buscar al sacerdote -chamán tének- para contarle acerca de tal aparición y pedirle que hiciera un ritual para que con eso el ánima chocarrera mejor se fuera a otra parte y no los siguiera asustando. El sacerdote se dirigió al panteón, acompañado de los lugareños, y descubrieron que el enmascarado continuaba bailando alegremente entre las tumbas. Entonces, el sacerdote le preguntó: «¿Quién eres? ¿Qué quieres aquí?» El ánima respondió en lengua tének y así estuvieron hablando por un buen rato, mientras la gente seguía atenta el curso de la conversación. Luego, el misterioso enmascarado pronunció unas palabras en una lengua que nadie entendía, salvo el sacerdote, quien sí comprendió el mensaje, y luego trasmitió a los suyos. Les dijo: «Este ser es el espíritu del mismo Xantolo que quiere enseñarnos cómo honrar a nuestros muertos con estas danzas». Leyenda de Homero Adame tomada de https://adameleyendas.wordpress.com/2010/10/13/mitos-y-leyendas-de-la-huasteca-los-huehues-un-legado-de-xantolo/

La gente se mostraba escéptica y pensó que a lo mejor se trataba de un chistoso que andaba jugándoles una broma. En eso, y de nueva cuenta, Xantolo dijo unas palabras en aquel lenguaje desconocido y aparecieron más ánimas igualmente enmascaradas que también se pusieron a bailar como si todo fuera una fiesta, y no un día para sentir y expresar tristeza. A partir de entonces, se corrió la voz por todos los pueblos de las huastecas, potosina y veracruzana, y la gente ha seguido la tradición de organizar danzas con huehues enmascarados que bailan en las calles y en los panteones con singular alegría para divertirse, en vez de sumergirse en un momento de llanto y amargura.

Cabe mencionar que en la parte correspondiente al estado de San Luis Potosí a esta tradición le llaman «huehuadas», mientras que en la de Veracruz, «viejadas», pues son huehues disfrazados de mujeres. Asimismo, se cuenta que las máscaras de diablos surgieron con la religión católica, pues estos ángeles caídos pertenecen al catolicismo, no a la cultura tének. Aunque la cosmogonía ancestral de los nativos incluye demonios, antiguamente no eran ni rojos ni tenían cuernos. Por último, la tradición de los huehues indica que luego de varios días de danzar en las calles, hay que terminar la Fiesta dedicada a Xantolo bailando en el panteón, pues fue así como empezó la costumbre, pero igual lo hacen porque los tének desean compartir esta alegría con sus antepasados, a quienes también les gustaba bailar
lo, catalogada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, proviene del vocablo en latín Festum Onimium Sanctorum, que quiere decir: Fiesta de Todos los Santos, introducido al náhuatl.
La celebración se realiza en las diversas comunidades de origen náhuatl y tenek, en donde se llevan a cabo una serie de rituales que conjugan misticismo, arte, gastronomía, y una percepción festiva que se relaciona con los ciclos biológicos que cumple el ser humano en su paso por este mundo.
Cada municipio de la Huasteca tiene su particular forma de celebrar, la mayoría de ellos cumplen con la exposición de altares en sus casas y lugares de concentración pública, desfiles de catrinas, recorridos en tumbas, velaciones en panteones, sin faltar las muestras artesanales y gastronómicas.
El Xantolo tiene como protagonistas a los muertos, a los cuales recuerda y venera de manera especial. Esta tradición se mantiene muy arraigada en la parte oriental del estado de San Luis Potosí y por ello, recibe a sus invitados con flores, cantos, altares, comida, danza y música.
Los municipios de la Huasteca Potosina que participarán en estas festividades, cada uno con sus propias actividades son: Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, San Antonio, San Martín Chalchicuautla, San Vicente Tancuayalab, Tamazunchale y Tancanhuitz.
En los pueblos de esta zona se acostumbra visitar los panteones y montar altares junto a las tumbas de los familiares o en los hogares se colocan ofrendas.
- See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/10/31/que-es-el-xantolo-y-como-se-celebra/#sthash.FCfFszQt.dpuf
lo, catalogada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, proviene del vocablo en latín Festum Onimium Sanctorum, que quiere decir: Fiesta de Todos los Santos, introducido al náhuatl.
La celebración se realiza en las diversas comunidades de origen náhuatl y tenek, en donde se llevan a cabo una serie de rituales que conjugan misticismo, arte, gastronomía, y una percepción festiva que se relaciona con los ciclos biológicos que cumple el ser humano en su paso por este mundo.
Cada municipio de la Huasteca tiene su particular forma de celebrar, la mayoría de ellos cumplen con la exposición de altares en sus casas y lugares de concentración pública, desfiles de catrinas, recorridos en tumbas, velaciones en panteones, sin faltar las muestras artesanales y gastronómicas.
El Xantolo tiene como protagonistas a los muertos, a los cuales recuerda y venera de manera especial. Esta tradición se mantiene muy arraigada en la parte oriental del estado de San Luis Potosí y por ello, recibe a sus invitados con flores, cantos, altares, comida, danza y música.
Los municipios de la Huasteca Potosina que participarán en estas festividades, cada uno con sus propias actividades son: Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, San Antonio, San Martín Chalchicuautla, San Vicente Tancuayalab, Tamazunchale y Tancanhuitz.
En los pueblos de esta zona se acostumbra visitar los panteones y montar altares junto a las tumbas de los familiares o en los hogares se colocan ofrendas.
- See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/10/31/que-es-el-xantolo-y-como-se-celebra/#sthash.FCfFszQt.dpuf
lo, catalogada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, proviene del vocablo en latín Festum Onimium Sanctorum, que quiere decir: Fiesta de Todos los Santos, introducido al náhuatl.
La celebración se realiza en las diversas comunidades de origen náhuatl y tenek, en donde se llevan a cabo una serie de rituales que conjugan misticismo, arte, gastronomía, y una percepción festiva que se relaciona con los ciclos biológicos que cumple el ser humano en su paso por este mundo.
Cada municipio de la Huasteca tiene su particular forma de celebrar, la mayoría de ellos cumplen con la exposición de altares en sus casas y lugares de concentración pública, desfiles de catrinas, recorridos en tumbas, velaciones en panteones, sin faltar las muestras artesanales y gastronómicas.
El Xantolo tiene como protagonistas a los muertos, a los cuales recuerda y venera de manera especial. Esta tradición se mantiene muy arraigada en la parte oriental del estado de San Luis Potosí y por ello, recibe a sus invitados con flores, cantos, altares, comida, danza y música.
Los municipios de la Huasteca Potosina que participarán en estas festividades, cada uno con sus propias actividades son: Axtla de Terrazas, Ciudad Valles, Coxcatlán, San Antonio, San Martín Chalchicuautla, San Vicente Tancuayalab, Tamazunchale y Tancanhuitz.
En los pueblos de esta zona se acostumbra visitar los panteones y montar altares junto a las tumbas de los familiares o en los hogares se colocan ofrendas.
- See more at: http://pulsoslp.com.mx/2014/10/31/que-es-el-xantolo-y-como-se-celebra/#sthash.FCfFszQt.dpuf