20 noviembre 2015

El sótano de las Golondrinas, en la Sierra Teenek de San Luis Potosí

Como ya lo mencioné en éste post el karst, carst o localmente llamado "carso" es un relieve que hace referencia a un proceso geológico resultado de la meteorización química de las rocas compuestas por minerales solubles en agua, caso especial, están las rocas calizas compuestas de las conchas y valvas de los organismos marinos que habitaron los antiguos mares someros del golfo mexicano, los cuales al morir se precipitaron hacia el lecho marino y pasando millones de años hubo una inmensa acumulación de capas y capas de carbonato de calcio (el principal componente de sus estructuras duras y el cual es soluble en agua) que emergieron en forma de montañas de roca caliza sedimentaria que ahora forman casi la totalidad de los litosoles del esqueleto de la Sierra Madre Oriental. 




En términos más precisos la palabra karst proviene del alemán karst: lo cual significa meseta de piedra caliza. El concepto de karst fue introducido en 1893 por el geógrafo serbio, especializado en geomorfología, Jovan Cvijić en su libro Das Karstphänomen.
Uno de los procesos característicos de los paisajes kársticos, son los llamados sótanos o simas: cavidades subterráneas por lo general cilíndricas que se abren al exterior mediante un conducto vertical de pendiente pronunciada debida al derrumbe de un techo de roca caliza. Las simas o sótanos se originan cuando las aguas de un río subterráneodejaron de fluir o infiltrarse a niveles inferiores, eliminando la presión que el agua tiene sobre el techo de la gruta, la cual al quedar vacía suele hacer que éste se colapse, quedando solo un conducto vacío. Cuando una dolina colapsa, se forma una sima  sótano.
Ya hablé anteriormente del Sótano del Barro ubicado en la Huasteca Queretana en éste post, pero ahora me toca hablar del Sótano de las Golondrinas en la Huasteca Potosina. Cabe aclarar que las simas más famosas de México son el Sótano de las Golondrinas con 376 m de profundidad y el Sótano del Barro con 455 m de profundidad (la segunda más profunda del mundo) y con una población sana de guacamayas verdes (Ara militaris).

Sótano del Barro, Santa María de Cocos, Arroyo Seco, Querétaro.
 
El sótano del barro mide 455m de profundidad.
En el sótano del barro, anida un apoblación de guacamayas verdes (Ara militaris)

El sótano de las Golondrinas es un sótano tan impresionante como el del Barro en el vecino estado de Querétaro y está ubicado en el Barrio Teenek de Unión de Guadalupe, que pertenece al municipio de Aquismón en la región conocida como la Huasteca Potosina. Para acceder al sótano hay que llegar a la cebecera municipal de Aquismón, desde aquí se toma la calle hacia Tanchanaco, se sigue por ella y al llegar a dicha comunidad se toma la carretera hacia Tamapatz, se llega a una Y griega y aquí se toma hacia la derecha, hacia el Barrio Unión de Guadalupe.


Barrio Unión de Guadalupe.
Sierra Teenek vista desde Unión de Guadalupe.

La Sierra Teenek es el más grande bastión de la etnia y se enclava en las montañas tropicales de la Sierra Madre Oriental, aquí las personas hablan Teenek o castellano y aún conservan la esencia de su cultura muy viva en su cotidianidad.





Para llegar al sótano, primero hay que pagar una cuota y registrarse en un libro, en un día puedes ver personas de muchas partes de México e incluso del mundo, el sótano atrae muchísimos turistas, pues es un atractivo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver.




Para acceder al sótano hay que bajar alrededor de medio km por escaleras y veredas entre el bosque y las casas de la comunidad, no es nada difícil, pero puede complicarse para personas con alguna discapacidad o enfermedades que les impidan hacer esfuerzos más allá de su capacidad.


 


Pileta para el agua en el camino al sótano.
Al ir bajando, hay señalamientos y sobre la vereda puedes encontrar venta de café molido, matitas de café, agua fresca de maracuyas, artesanías, comidas regionales y zonas de acampado.

 
Señalamientos en las piedras.

Página de facebook del Sótano de las Golondrinas.

También se puede observar fauna asociada a cuevas como los murciélagos.

Artesanías Teenek,

Manteles bordados con golondrinas y periquitos, artesanías de café, de maderas de árboles nativos y adornos hechos con el tocón que deja el muérdago al plagar los árboles.

Cuando vayan compren artesanías, frutas, café... así apoyan la economía de las familias que viven del turismo.

Artesanías hechas con el tocón que deja el muérdago al plagar los árboles.

Bordados Teenek.

Al terminar de bajar las escaleras y la vereda, nos iremos aproximando con cuidado a un par de plataformas hechas de madera, posteriormente se nos atará bien con cuerdas que nos ofrecerán los encargados para irnos aproximando sentados al borde de la garganta de 376 metros de profundidad ante un respiro y rumor fresco y veremos como se abre la tierra de manera impresionante; la dolina que alguna vez cubrió el techo del sótano se colapsó y dejó una profusa entrada a las entrañas de la sierra Teenek.

Aproximándonos al sótano de las Golondrinas.


Y se abre la inmensa garganta, el aliento se contiene y la sensación de vacío llena el estómago, la negrura del abismo nos atrae irremediablemente y tendidos hacia el fondo apenas y vislumramos un poco de ese mundo desconocido y atrayente de las cuevas. El edificio Empire State podría caber todo dentro de ésta magnífica sima en forma de cono, en cuyas profundidades continúa una caverna hasta 576 m.


Sótano de las Golondrinas, Aquismón, S.L.P.



La boca del sótano tiene aproximadamente 60 metros de díametro, parecería tubular a simple vista, pero en el fondo hay 300 metros de diámetro por lo que adquiere una forma cónica en donde 376 m son de caída libre desde la boca hasta el suelo y en uno de sus costados hay una caverna angosta que baja otros 500 metros más.


Form del sótano de las Golondrinas (cc) Daarznieks / Wikimedia.

El sótano es conocido desde hace miles de años por los Teeneks, sin embargo, quienes le dieron fama mundial en diciembre de 1966 fue un grupo de investigadores ornitólogos provenientes de la Universidad de Texas que venían a estudiar la avifauna del sitio, cual no sería su sorpresa al encontrarse con ésta cueva vertical. En temporada de lluvias es posible ver como caen cascadas del borde de la garganta, ese es también otro espectáculo, pues se ve como el agua cae hacia los abismos. Abajo en el suelo de la cueva es posible encontrar promontorios rocosos desperdigados por todo el sitio como vestigios del colapso del techo de la dolina que finalmente dio lugar al sótano, ahí habitan muchas especies de invertebrados y algunos vertebrados como reptiles. Aún así falta mucho por descubrir en ella.

Fondo del Sótano de las Golondrinas (Fotografía tomada del Arca).

Como se el espectáculo geológico no fuera suficiente, al filo del atardecer, una vandada de más de 3000 vencejos se reúne en la boca del sótano, volando en espiral, de cuya orilla se desprende cada vez un grupo de vencejos que cortará el aire de tajo a toda velocidad e irá a perderse en la negrura del abismo; de gracia y velocidad inigualable, las llamadas guaguas, golondrinas o vencejos son las soberanas del sótano. 


Golondrinas volviendo al sótano al atardecer.

Al día siguiente el espectáculo habrá de repetirse a la inversa cuando al rayar las primeras luces del amanecer, las golondrinas salgan de nuevo del fondo del abismo para perderse en los menesteres que exige una selva palpitante de vida a su alrededor. Las especies de aves que habitan en el sótano de las golondrinas son el vencejo de collar, llamado guagua en Teenek y golondrina en castellano y el perico verde mexicano, ambas especies están protegidas por la NOM-059 SEMARNAT 2010 bajo la categoría de "preocupación menor".




Finalmente, uno puede volver al área de casetas escaleras arriba y en la comunidad comer un rico pan con café cultivado ahí mismo. De la misma forma hay hospedaje muy rústico y unas pequeñas zonas para acampar a lo largo de la vereda.


Unión de Guadalupe, zona donde se puede alquilar para acampar.

Para quienes les gustaría acceder a rappel al fondo del sótano, hay que pedir información en la caseta y hacer una cita previa porque hay que hacer dos descensos previos de prueba porque no cualquiera podrá tener la capacidad física y mental para bajar, es un tiro de 376 m suspendido en medio del profundo vacío, por eso te llevan primero al Sótano de las Guaguas y si mal no recuerdo a las cuevas de Mantezulel, por lo que se requiere sacar cita con anticipación e ir preferiblemente en época de secas para minimizar accidentes. 


Guía señalándonos las implicaciones del descenso a la cueva.

Si necesitan información para acceder al sótano pueden contactar a Don Bonifacio Domingo Pérez o a José Antonio Pérez para quedarse a pernoctar en el campamento del sótano al celular 014448046082.

Guía de decsenso al sótano.

Espero toda la información les sea de utilidad y se animen a conocer uno de los lugares más espectaculares del mundo que incluso ha sido declarado como maravilla natural de México, además se asombren con la cultura Teenek y todo lo que tiene para ofrecernos.