Fisiografía de la Sierra Madre Oriental



Subprovinias fisiográficas y discontinuidades fisiográficas de la Sierra Madre Oriental.

Debido a la amplia diversidad de relieves que hay en México, se elaboró una regionalización fisiográfica con base a información topográfica, geológica y climatológica que integra conjuntos paisajísticos que conservan una unidad sobre extensiones muy grandes de origen geológico unitario y una morfología propia y distintiva (Cervantes et al., 1990). La SMOr es una provincia fisiográfica caracterizada por estar formada por anticlinales o serranías más o menos paralelos entre cuyos pliegues se forman sinclinales o valles intermedios donde se fusionan con cañones intermontanos. 

Debido a la intensidad de los plegamientos originados por la orogenia que le dio origen la topografía de la sierra es sumamente accidentada. Los pliegues de la SMOr suelen tener pendientes y escarpes en el flanco norte o ladera oriental y cuestas y menos pendiente en la ladera sur u occidental (Álvarez, 1961). Esta se divide a su vez en 8 subprovincias y 3 discontinuidades.

Serranías del Burro

Serranías del Burro en Coahuila. Foto de homerboy2u.

Ocupa 13,233.09 km2 del área total del estado de Coahuila e incluye parte de los municipios de Acuña, Guerrero, Múzquiz, Sabinas, Villa Unión y Zaragoza; así como secciones muy pequeñas de los de Juárez, Morelos y San Juan de Sabinas, sin embargo, estrictamente como Subrovincia Fisiográfica su extensión llega hasta el estado de Texas y está representada por el Parque Nacional Big Bend. Predominan las geoformas de sierras, valles, piedemontes, mesas, bajadas y planicies, su anchura y altitud se incrementa en dirección norte sur. Su anchura menor es de 23 km cerca del Río Bravo y al sur llega hasta 64 km, mientras que su gradiente altitudinal va de los 910 m hasta 2042. En ella nace el Río San Rodrigo, tributario del Río Bravo. En los valles se distribuye el ecosistema de matorrales xerófilos, chaparrales y matorral espinoso Tamaulipeco mientras que en las partes a más de 1500 m de altitud dominan los bosques de encinos y pinos.

Sierras presentes en Coahuila: El Burro, el Infante y el Tule.

Sierras y Llanuras Coahuilenses

Sierras y Llanuras Coahuilenses.

Comprende los municipios de Abasolo, Frontera, Lamadrid, Nadadores, Sacramento y San Buenaventura; partes de los de Acuña, Candela, Castaños, Cuatrociénegas, Escobedo, Monclova, Múzquiz, Ocampo, Progreso y Ramos Arizpe; así como porciones muy pequeñas de los municipios de San Juan de Sabinas y Zaragoza en Coahuila. Esto equivale a decir, en términos de superficie, que la subprovincia ocupa, dentro del estado de Coahuila, 43,937.56 km2. El más largo de los brazos de esta subprovincia, ubicado al oriente de la misma, penetra en Nuevo León. En esta entidad ocupa un área de 8,852.73 km2. La subprovincia está constituida por sierras de calizas plegadas, la mayoría orientadas de noroeste a sureste, escarpadas y más bien pequeñas. Sus ejes estructurales están bien definidos y, especialmente en el sur, se presentan anticlinales alargados con los lomos erosionados. Hay tres conjuntos estructurales de la subprovincia que forman parte del territorio neoleonés. La sierra de Sabinas Hidalgo, la alargada sierra El Potrero, anticlinal de lomo erosionado, que se extiende al norte de la ciudad de Monterrey; y la sierra Picacho que se levanta al noreste de la misma ciudad.

Sierras presentes en Coahuila: El Jardín, Maderas del Carmen, La Minerva, La Huilota, Del Fuste, De la Mula, El Pino, La Encantada, Sierra Hermosa de Santa Rosa, La Madera, San Marcos y Pinos, Obayos, San Ambrosio, Capulines, Hermanas, Padilla, Ovejas, Menchaca, La Gloria, La Gavia, Pájaros Azules, La Purisima, Sacramento y La Laja. Sierras presentes en Nuevo León: Mesa de Cartujanos, Picachos, Bustamante, Gomas, Milpillas, de En Medio, El Fraile, San Miguel, la Tía Chena, Espinazo de Ambrosio, Minas Viejas, Santa Clara, Vallecillo, Lampazos, Papagayos, Las Mitras y El Topo Chico.
Sierra de la Paila

Sierra de la Paila. Fotografía de drchguerrac.

Consta de un conjunto de sierras y bolsones amplios, de drenaje interno, con bajadas y abarca dentro del estado de Coahuila 19,229.68 km2, que representan el 12.68% de la superficie total estatal. En su parte occidental se tiene el bolsón conocido como Valle Buenavista, limitado al oeste por la sierra de Tlahualilo y al este con las elevaciones llamadas de Albardienta, que alcanza 1800 msnm. En el oriente se tiene la Sierra de la Paila propiamente, de estructura dómica y flancos suaves, excepto en el noroeste, donde es afectado por un afallamiento. Tres bolsones, con pisos a menos de 1000 msnm., llamados valles de El Sobaco, El Hundido y el de San Marcos y Los Pinos ocupen el norte de la subprovincia.

Sierras presentes en Coahuila: La Paila, Alamitos, La Fragua, Las Delicias, Los Remedios, Los Órganos, El Venado, El Sobaco, La Candelaria, La Punta, Las Margaritas y García. Sierras presentes en Durango: Tlahualilo.

Pliegues Saltillo-Parras

Pliegues Saltillo-Parras.

Esta subprovincia se ubica mayormente en la parte central del estado de Coahuila y una pequeña parte del occidente de Nuevo León y se caracteriza por presentar un sistema de topoformas que van desde las llanuras como la que se ubica al sur de Monclova, así como lomeríos suaves, valles extensos como el de la ciudad de Parras de la Fuente, sierras pequeñas y sierras abruptas como la sierra de Parras, Sierra La Concordia, Sierra de General Cepeda y Sierra de Zapalinamé en Coahuila y la sierra de Mina y la Sierra del Fraile en Nuevo León que tienen una dirección este-oeste. En los valles dominan los matorrales xerófilos y en las cumbres serranas se pueden observar bosques relictuales de pinos y encinos. Son además zonas de abruptos cañones como el Cañón de San Lorenzo al sur de la ciudad de Saltillo.

Sierras presentes en Coahuila: Parras, Las Cuatas, El Chiflón, Zapalinamé, Carneros, La Pata galana, La Concordia, Las Buras, el Baicuco, Bola, Prieta, Capadero, El Yegual, Las Palmas, El Potrerillo, Serra Las Ánimas, el Sombrero, El Órgano, La Carroza, La Catana, Cerro Colorado, Cerro Chato, Cerro la Retama, Sierra Pinta, y el Chorreadero. Sierras presentes en Nuevo León: La Popa, La Mota, Mesa de Cartujanos, Cerro San Jerónimo, Sierra Los Guajes, Cerro el Espinazo de Ambrosia, Sierra La Leona, Cerro La Cuchilla, Sierra del Muerto, Cerro El Camaleón, Cerro El Antrisco, Cerro de En medio, Cerro el Cedral, Cerro San Antonio de los Álamos, Sierra Nacatas, Cerro el Desague y Sierra de la Azufrosa.

Sierras Transversales


Sierras Transversales. Fotografía del Dr. Josué Estrada.

Esta subprovincia corre casi perpendicularmente a los ejes principales de la Sierra Madre Oriental. Sólo una pequeñísima extensión de llanura desértica, en el extremo oriente de la subprovincia, penetra en el estado de Nuevo León, y abarca parte del municipio de Galeana, lo que representa el 0.82% de la superficie del estado. Existen sistemas de topoformas genéricamente identificados como sierras, entre las que se encuentran la de las Mazmorras, sin embargo también se compone de lomeríos, bajadas y llanuras. En Zacatecas, las Sierras Transversales son un conjunto de sierras menores de estratos plegados. Estos estratos son de antiguas rocas sedimentarias marinas (cretácicas y del jurásico superior) entre las que predominan las calizas, areniscas y arcillosas, estas últimas en forma menos abundante, tienen una extensión de 11,386.09 km2 lo que significa el 14.71% de la superficie total de la entidad y abarca los municipios de Concepción del Oro, Melchor Ocampo, El Salvador y parte de Mazapil. Una pequeña porción del extremo sureste de esta región penetra por el norte de San Luis Potosí, que corresponde a parte del municipio de Venegas. Consta prácticamente de dos pequeñas sierras orientadas norte-sur, una de ellas denominada Papagayos, así como los extremos de otras cercanas y las bajadas colindantes.

Sierras presentes en Durango: El Sarnoso, El Rosario, España, Las Noas, La Cuchilla, Los Álamos, Santa María, San Lorenzo, Piedra Blanca, San Merón, La Herradura, De Ramírez. Sierras presentes en Zacatecas: Sierra del Yeso, Sierra San Francisco, El Chorreado, El Zapato, Teyra, El Cajón, El guaje, Los Tajitos, El Gabán, Zuloaga, Santa Rita, La Leona, La Raja, Las Rocas, el Astillero, El Chiquihuitillo, Guatemapil, El Hojasenal. Sierras presentes en Coahuila: El Rosillo, La Carra, El Oratorio, La Guitarra, San Cayetano, De la Mina y El Jabalí, Sierras de Nuevo León: Sierra del Puerto de Jesús María, La Mazmorra y La Tomita.


Gran Sierra Plegada

Gran Sierra Plegada.

La Gran Sierra Plegada está formada por un conjunto de sierras menores de estratos plegados con prominentes ejes estructurales de anticlinales y sinclinales. Se inicia al este de Saltillo, Coahuila, se flexiona con la integración de un gran arco al sur de Monterrey, N.L. y se prolonga hacia el sur hasta la altura de Ciudad Valles, S.L.P. Sus topoformas están conformadas en su mayoría por sierras. Estos estratos son de antiguas rocas sedimentarias marinas (del Cretácico y del Jurásico Superior), entre los que predominan las calizas y, en segundo término, las areniscas y las arcillosas. En estas sierras, el plegamiento se manifiesta de múltiples maneras, pero su forma más notable es la que produce una topografía de fuertes ondulados paralelos, semejantes a la superficie de un techo de lámina corrugada. Las crestas reciben el nombre de anticlinales y los senos de sinclinales. El flexionamiento de las rocas en las crestas, las estira y las fractura, haciéndolas más susceptibles a los procesos erosivos. Es por ello que en su estado actual de desarrollo, son comunes en esta gran sierra las estructuras constituidas por dos flancos residuales de un anticlinal, con un valle al centro. Tales estructuras reciben en la zona regiomontana el nombre local de "potreros", ya que son comunes en la región y se les aprovecha para el pastoreo. La región flexionada al este de Saltillo y sur de Monterrey se conoce como Anticlinorio de Arteaga, un anticlinorio es la sucesión estructural de pliegues, que juntos integran un anticlinal general. La parte oeste del Anticlinorio de Arteaga es lo que de esta Subprovincia corresponde a Coahuila, y está constituida por los sistemas de topoformas designados sierra pliegue flexionada, bajada, bajada con sierras y valle intermontano. Una gran falla inversa corre sobre los bordes orientales de la sierra. En territorio Potosino destacan grandes fallas normales orientadas norte-sur en concordancia con los ejes estructurales, que definen también los rumbos de los valles.

Sierras presentes en Coahuila: Sierra de Arteaga, del Toro, San José de los Nuncios, Las Bayas, de la Nieve, El Coahuilón, La Viga, San Antonio de las Alazanas, La Chorrera, Las Maravillas, La Cantera. Sierras Presentes en Nuevo León: La Esmeralda, Pinal Alto, San Mauricio, Las Cuatas, La Florida, El Potosí, del Muerto, La Cebolla, La Muralla, La Escondida, Los Amargos, El Peñasco, La Marta, Del Mediodía, del Banco, La Lagunita, del Cuervo, de San Antonio Peña Nevada, de Aramberri, de la Siberia, de la Encantada, Los Toros, San Francisco, Las Ánimas, El Zapatero, Juquialanes, Santa Rosa, La Ventana, La Biznaga, de En medio, del Mimbre, Tapias, de la Canoa, de Corredores, Borrada de Ascensión, La Oreja, del Cerro del Viejo, del Saucillo, del Jabalí, del Melón. Sierras presentes en Tamaulipas: Peña Nevada, Los Borregos, Mesas Juárez, Santa Clara, Servilleta, El Pinal, Nogales, Santa Fe, el Fierro, Mocha, Tamalave, Cucharas, Argentina, Ojo de Agua, Chiquita, Guatemala, San Antonio, Los Nogales, La cuchilla de San Pedro, Murallas, el Magueyoso, La Melera, El filo. Sierras presentes en San Luis Potosí: Grande, Colmenas, Abra Tanchipa, El Pinal y El Algodón.

Sierras y Llanuras Occidentales


Sierras y llanuras occidentales.

Esta subprovincia comprende parte de los estados de Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí. Abarca una región al oeste de la Gran Sierra Plegada y en ella predominan las sierras particularmente calizas, con orientación norte-sur, y eN.L.azadas entre sí por brazos cerriles que siguen ese mismo sentido o le son oblicuos. La Sierra de Catorce en el estado de San Luis Potosí, al pie de la cual está ubicada la ciudad de Matehuala, define el límite occidental de la subprovincia y es la de mayor importancia y magnitud. En la porción Potosina de esta región dominan las sierras y llanuras, pero también hay algunos lomeríos, bajadas y valles. Los sistemas de topoformas que se encuentran en la porción tamaulipeca de esta subprovincia son: en el norte, las sierras complejas, y las bajadas -aunque hay pequeñas llanuras y valles, en el sur, las llanuras de diferentes tipos.

Sierras presentes en Nuevo León: El Cateado, Vieja, Azul, del Coro. Sierras presentes en Zacatecas: El Borrado, Las Bocas, de Rodríguez. Sierras presentes en San Luis Potosí: Catorce, Coronado, La Noria, La Trinidad, La Ruda, Los Librillos, La Paloma, Las Pilas, El Tablón, Cordón San Francisco, El Mezquite, La Peña, Las Narices, La Cruz, La Cuchilla atravesada, Trejo, de Álvarez. Sierras presentes en Tamaulipas: Las Brujas, La Vieja, La Ventana, Nahola, Lagunita.

 Carso Huasteco


Carso Huasteco.

Limita al norte con las subprovincias de Sierras y Llanuras Occidentales y Gran Sierra Plegada. Esta región cárstica es una de las más extensas del país. En ella dominan rocas calizas, que al ser disueltas por el agua originan rasgos cársticos tales como pozos, dolinas y grutas; un ejemplo de ellos son las dolinas ubicadas al sur de Jacala, o la de Cuesta Colorada en el estado de Hidalgo, que tiene unos 4 km de largo, alrededor de 1 km de ancho y aproximadamente 150 m de profundidad. En el extremo sureste de la subprovincia dominan rocas sedimentarias antiguas de tipo continental, en las que no se manifiestan estos rasgos. Atraviesa un profunda barranca llamada Metztitlán entre la sierra de Hidalgo, cuyo piso está a 200 m sobre el nivel del mar mientras que las cumbres se elevan a 1800 m. Gran parte de esta subprovincia queda dentro del estado de Hidalgo, donde cubre 9,712.93 km2. En esta porción del Carso Huasteco dominan las sierras. Sus áreas más bajas se localizan en el norte y noreste de la entidad y constituyen la región conocida como Huasteca Hidalguense, donde se localizan la mayoría de los sistemas de topoformas clasificado como Valle de Laderas Tendidas. Sus cumbres más elevadas se localizan al norte de Zimapán y exceden los 2000 m sobre el nivel del mar. Esta subprovincia abarca 15.52% de la superficie total del estado de San Luis Potosí. Dentro de territorio potosino está constituida casi exclusiva mente por sierras, pues sólo se encuentran algunos cañones, valles y llanuras. El área que abarca esta subprovincia dentro del estado de Querétaro es de 5001.6 km2, lo que representa 44.38% de la superficie estatal. Esta zona, con altitudes de más de 2600 m, queda limitada al norte por el cañón del río Santa María y al sur por el del río Moctezuma que, respectivamente, marcan parte del lindero de la entidad con San Luis Potosí e Hidalgo. Esta subprovincia abarca 5.37 % de la entidad de Guanajuato y presenta dos sistemas de topoformas, el primero de valles ramificados profundos alternados con sierras de la misma subprovincia; el segundo formado por una sierra alta con cumbres de laderas rectas. En Veracruz es una zona de sierras plegadas constituidas predominantemente por rocas calizas. La superficie que abarca esta región en la entidad es de 2,676.08 km2. Regionalmente, la zona es conocida como Huasteca Veracruzana, en ella prevalecen los climas semicálido húmedo y cálido subhúmedo. Su territorio es surcado por algunos de los afluentes del río Tempoal, tributario del Pánuco. El Carso Huasteco en el estado de Puebla ocupa 11.58% de la superficie estatal y constituye la región más meridional de la provincia de la SMOr. En dicho estado consiste fundamentalmente en un conjunto de sierras formadas por estratos plegados. Dichos estratos están constituidos de rocas sedimentarias calcáreas y arcillosas de edad mesozoica, predominantemente de origen marino. Las rocas ígneas son poco abundantes; estas cubren a algunas de las estructuras plegadas situadas en las proximidades de la Faja Volcánica, así como a otras zonas de poca extensión ubicadas a lo largo de la sierra. En general, las altitudes de las cumbres varían entre 2000 y 3000 m; en el borde suroccidental de la misma, a lo largo de una faja que se extiende desde la altura de Zacatlán hasta Xonacatlán. El área que comprende el Carso Huasteco dentro de territorio poblano pertenece a la región conocida como Sierra Norte de Puebla. En esta zona se encuentran materiales sedimentarios calcáreos y no calcáreos, que han sido sepultados parcialmente por rocas volcánicas. Varias de las cumbres de las sierras tienen altitudes superiores a los 1 000 m, pero la mayor, cerro Tenisteyo, llega a los 3200 m. Los principales ríos que surcan esta parte de la entidad son: Necaxa, San Marcos y Apulco.

Sierras presentes en Guanajuato: Sierra Gorda de Guanajuato. Sierras presentes en Querétaro: Sierra Gorda de Querétaro. Sierras presentes en Hidalgo: Sierra Gorda de Hidalgo, Sierra de Zacualtipán, Sierra Otomí-Tepehua. Sierras presentes en Veracruz: Sierra Otomí-Tepehua. Sierras presentes en Puebla: Sierra Norte de Puebla.

Discontinuidades fisiográficas de la SMOr

En éste enlace hablé más de ellas en una entrada anterior. Pero a continuación las enlisto nuevamente:

Sierra de Tamaulipas

Sierra de Tamaulipas. Fotografia de Héctor Bonilla.
La Sierra de Tamaulipas, más extensa, está formada de calizas afectadas por cinco cuerpos de roca intrusiva ácida. Tiene un profundo cañón llamado del Diablo por donde fluye con dirección sur-norte el río Soto la Marina. En el núcleo de la sierra se levantan los picos Sierra Azul y cerro Picacho, con altitudes de 1400 y 1200 m, respectivamente. 

 Sierra de San Carlos

Sierra de San Carlos. Fotografía de achavira.

La sierra de San Carlos está constituida por un conjunto de cuerpos intrusivos ígneos asociados a calizas localizadas al occidente de Tamaulipas en medio de la llanura costera del golfo, su cumbre más característica es el llamado Cerro El Diente.

Sierra de Otontepec

Sierra de Otontepec. Fotografía de Donato Valdés.

La Sierra de Otontepec es una discontinuidad fisiográcifa de la Sierra Madre Oriental, compuesta por un conjunto de pequeñas sierras aisladas en medio de la Llanura Costera del Golfo al norte del estado de Veracruz, en las coordenadas 20° 10' y 20° 20' de latitud norte, y 97° 45'y 98°00' de longitud oeste, en la región cultural conocida como Huasteca Veracruzana entre la Ciudad de Tampico en Tamaulipas y la Ciudad de Túxpan en Veracruz, ha sido también llamada la Sierra de Tantima, en referencia a la localidad que se ubica en sus faldas, y el nombre de orígen Teenek, hace referencia al Tam "lugar" y tima "timas", que son los frutos del árbol de las jícaras o sacuates (Crescentia cujete) muy común en la selva baja y mediana subcaducifolia de la sierra.

Entradas populares de este blog

Qué es una cuenca hidrológica?

¿Cómo consultar y/o descargar las cartas topográficas del INEGI?

Tipos de suelo de México