Las cotorras invernando

Cerro del Viejo, Zaragoza N. L. 3250 msnm




--Ya van volando pa´lla por el rumbo del aserradero abandonado, las oyes?
-- Sí, se oye bien la tracalada, míralas!!!, allá van todas.
--Bueno, ahí por la peña esa grande que se abre en la cara del cerro, ahí abajito es donde se juntan a dormir, y al otro lado bajando los cerros por el cañón, es donde van a tomar agua todos los días en las tinajas que se hacen entre las piedras.
--Van y vienen a diario?
--Sí, todos los días bajan del cerro del Viejo hacia los ejidos de Tamaulipas, allá por el Puerto Purificación y Conrado Castillo.
--Pero esta medio lejos, no?
--Pa´ellas no es lejos, ellas volando cruzan sin penas de Nuevo León a Tamaulipas, y de vuelta, siempre juntitas, las viste?
--Más o menos, cómo cuantas serían?
-- Pues, no sé, quizá unas treinta o cuarenta parejas.
--Porqué parejas?
-- Porque así son ellas, son muy fieles y se casan pa´toda la vida, igualitas a nosotros, verdad?...

Comentarios

  1. la descripcion en corto me figuro por un momento estar leyendo el libro "el llano en llamas"

    ResponderEliminar
  2. Ascendí al Viejo el 25 de diciembre y me toco escuchar el canto de cientos de ellas casi llegando a la cumbre, en momentos los bosques se "iluminaban" de verde.

    ResponderEliminar
  3. El cerro del viejo es una mezcla de dos mundos, es la frontera al neotrópico. Algún día me invitas Arturo, conozco las partes bajas, pero nunca la cima, quisiera ver con mis propios ojos la flora que ahí existe. A Hinton, un botánico aficionado de antaño, le gustaba acampar allá arriba.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, hace años que leí el llano en llamas, curiosa comparación, saludos y mil gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  5. Bonito relato, todos podemos poner nuestro granito de arena para preservar la flora y fauna de nuestro país, ¡No compres pericos silvestres!, nuestras guacamayas, loros y pericos están en peligro de extinción, http://www.pericosmexico.org vale la pena visitar el sitio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, no hay mejor sitio para un perico, loro o cotorra que su hábitat, si realmente los queremos hay que dejarlos vivir libres para que sus poblaciones puedan recuperarse. Les recomiendo igualmente el sitio que postearon arriba, ahí viene mucho material didáctico bien interesante. Un saludo y gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares